No hay pesebre sin polémica en la plaza de Sant Jaume de Barcelona

Todavía no ha abierto oficialmente, pero, un año más, ya genera polémica. El pesebre del Ayuntamiento de Barcelona en la plaza de Sant Jaume vuelve a ser objeto de debate público. Este año lo componen una treintena de cajas de madera apiladas, como si fuera una buhardilla o un trastero, con objetos familiares dentro y también las figuras tradicionales de la Navidad.Seguir leyendo.

Leer más: Portada de Cataluña | EL PAÍS