Los juzgados suspenden siete desahucios cada día en Barcelona

Imprimir
Los juzgados de Barcelona se ven forzados, cada vez con más frecuencia, a posponer los desahucios que ellos mismos ordenan. El año pasado dictaron 2.560 suspensiones, lo que supone una media de siete cada día. La dificultad de los servicios sociales para dar alternativas a las familias vulnerables, la poca presencia policial y, sobre todo, la presión ciudadana a pie de calle explican una práctica cada vez más frecuente. La oposición activa ha sido protagonizada, en ocasiones, por trabajadores del Ayuntamiento de Barcelona, lo que ha provocado las quejas de los jueces y un enfrentamiento abierto con Ada Colau.Seguir leyendo.

Leer más: Portada de Cataluña | EL PAÍS