Ruta

España como problema, Cataluña como solución

Imprimir PDF
No es fácil la originalidad. A veces puede conducir a la extravagancia. Esto es lo que le pasa a Artur Mas, en su libro Cabeza fría, corazón caliente, unas memorias donde el expresidente de la Generalitat hace un ejercicio de desmemoria y de autocomplacencia, impropio de quien ha sido el principal responsable de la década perdida de Cataluña. Adornado, eso sí, por una aportación muy personal a la historia catalana, un punto pretenciosa, consistente en convertir a Cataluña en la solución al problema de España. Y no en una solución cualquiera, sino en la solución existencial y definitiva, en la que radica la auténtica dificultad de una plenitud inalcanzada.Seguir leyendo.

Leer más: Portada de Cataluña | EL PAÍS